Moment de la intervenció de José Pío Beltrán a l'acte d'homenatge.
Con motivo del centenario del nacimiento del profesor Eduardo Primo Yúfera, la
Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica y del Medio Natural de la
Universitat Politècnica de València (UPV) organizó el pasado viernes 20 de abril una
jornada conmemorativa como acto de reconocimiento y homenaje al que fue uno de
sus principales impulsores.
El acto contó con la participación, entre otros, de los catedráticos de la UPV Ramón
Serrano y Jaime Primo Millo, y el vicepresidente de I+D en Nutrición y Salud de Archer
Daniels Midland, Daniel Ramón, que dieron tres conferencias acerca de la contribución
científica del profesor Primo Yúfera. También intervinieron en el evento el director de
la ETSI Agronómica y del Medio Natural, Alberto San Bautista Primo; Eduardo Primo
Millo, egresado de la ETS de Ingeniería Agronómica y del Medio Natural (UPV) e hijo de
Eduardo Primo Yúfera, que habló en nombre de la familia; los catedráticos de la UPV
Vicente Conejero, Rosa Puchades, Amparo Chiralt y Rafael Romero; el catedrático
emérito de la Universitat de València Agustín Escardino; Mª. Josep Ortega, alcaldesa de
Carlet; José Pío Beltrán, coordinador institucional del CSIC en la Comunidad
Valenciana; Francisco Rodríguez, secretario autonómico de Agricultura y Desarrollo
Rural; y Francisco Mora, rector de la UPV.
El acto culminó con el descubrimiento de una placa en el Salón de Actos de la Escuela
Técnica Superior de Ingeniería Agronómica y del Medio Natural de la UPV que, a partir
de ahora, llevará el nombre de Eduardo Primo Yúfera.
Eduardo Primo Millo, hijo mayor de Primo Yúfera, destacó la vocación docente de su
padre, “le gustaba dar clases y tuvo la suerte de que cuando dejó el CSIC esta
universidad le permitió ser profesor emérito durante muchos años”.
José Pío Beltrán, coordinador institucional del CSIC en la Comunidad Valenciana, dijo
que “hay personas que nunca se van, y Eduardo Primo Yúfera se ha quedado con
nosotros de muchas maneras”. Así destacó el inmenso legado del profesor Yúfera en la
formación de investigadores y profesores en el ámbito agroalimentario, y señaló que
“el recuerdo de Primo Yúfera sigue muy presente en el CSIC, del que fue presidente”.
También El secretario autonómico de Agricultura y Desarrollo Rural, Francisco
Rodríguez Mulero, quiso destacar el papel fundamental que Primo Yúfera tuvo en el desarrollo del sector agronómico valenciano. Por su parte, el rector de la UPV,
Francisco Mora, señaló que “Primo Yúfera no sólo fue un gran profesor, sino también
un hombre de inmensa sabiduría”.
Eduardo Primo Yúfera
Nació en Mazarrón (Murcia) el 1 de abril de 1918, donde su padre estaba destinado
como maestro nacional. Cuando contaba con cinco años, su familia se trasladó a Carlet
(Valencia) y allí cursó la primera enseñanza y el Bachillerato, como alumno libre del
Instituto "Luis Vives" de Valencia.
Comienzó la Licenciatura en Ciencias Químicas en la Universitat de València, estudios
que tuvo que interrumpir, cuando se encontraba en el cuarto curso, por la trágica
muerte de su padre al comenzar la Guerra Civil y tener que hacerse cargo de toda su
familia. Durante la contienda es movilizado y llevado a trabajar como químico en una
fábrica de material bélico en Cocentaina (Alicante).
Tras la guerra, se licenció y preparó la tesis doctoral, de forma autónoma, que
defendió en la Universidad de Madrid, apadrinado por el profesor Lora Tamayo.
Se inició en la docencia universitaria en la Facultad de Ciencias. Posteriormente, fue
catedrático de Bioquímica y Química Agrícola de la Escuela Técnica Superior de
Ingenieros Agrónomos de Valencia, de la que fue cofundador e impulsor, así como de
la Universitat Politècnica de València (UPV), donde ejerció su magisterio hasta su
jubilación.
Fue fundador y director, durante muchos años, del Instituto de Agroquímica y
Tecnología de Alimentos (IATA), centro de investigación del Consejo Superior de
Investigaciones Científicas (CSIC), organismo que presidió entre 1974 y 1977.
Entre los numerosos premios y condecoraciones destacan el Premio nacional de
investigación “Juan de la Cierva”, el Premio nacional de investigación “Torres
Quevedo” y el “Premio Jaume I”, así como las medallas de las órdenes de Alfonso X el
Sabio, Mérito Agrícola, Mérito Docente, Mérito Civil y Mérito del Trabajo.

Enllaç pdf

Share This