A l'esquerra, Gonzalo Prieto, de l'ITQ, i a la dreta, Alberto Enciso, de l'ICMAT./ CSIC/ LAURA MORENO.
Dos investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han
recibido ayudas Consolidator Grants del Consejo Europeo de Investigación (ERC por
sus siglas en inglés). Son Gonzalo Prieto, del Instituto de Tecnología Química (ITQ), con
un proyecto para lograr catalizadores capaces de convertir gases en materia prima
para la industria química, y Alberto Enciso, del Instituto de Ciencias Matemáticas (ICMAT), con un proyecto para avanzar en el conocimiento de las ecuaciones
diferenciales. Recibirán, respectivamente, 1.982.000 y 1.825.000 euros a lo largo de un
periodo de cinco años.
El Consejo Europeo de Investigación ha anunciado hoy la lista de los científicos, más de
300, que han sido escogidos para consolidar sus grupos y liderar proyectos de
investigación punteros. La financiación total de esta convocatoria, que forma parte del
programa de investigación e innovación europeo Horizonte 2020, asciende a 600
millones de euros.
Hacia una industria química más sostenible
Prieto, investigador del CSIC en el Instituto de Tecnología Química (centro mixto del
CSIC y la Universitat Politècnica de València), lidera un proyecto enmarcado en el
campo de la catálisis, es decir, el desarrollo de materiales, los catalizadores, que
poseen la capacidad de acelerar reacciones químicas y dirigirlas a los productos de
interés, minimizando la formación de compuestos químicos indeseados.
En concreto, el proyecto se centrará en procesos catalíticos altamente intensificados y
miniaturizados que permitan convertir gases que a día de hoy son considerados un
residuo, como el dióxido de carbono o el gas natural no explotable en condiciones
económicas, en una materia prima interesante para la industria química.
El proyecto pretende comprender a nivel fundamental la cooperación de parejas de
catalizadores en procesos en los que tienen lugar varias reacciones catalíticas de
manera consecutiva, los denominados procesos catalíticos en tándem. Estos procesos
presentan un gran potencial para eliminar etapas de separación y purificación, así
como permitir el acceso a transformaciones químicas directas que no son posibles
mediante el empleo de un sólo catalizador de manera individual. De este modo, la
catálisis tándem tiene una llave hacia una industria química más sostenible, a través de
una reducción del consumo de energía y la huella medioambiental de la misma.
Profundizar en las ecuaciones diferenciales
Desarrollar ideas nuevas para avanzar en el conocimiento de las ecuaciones
diferenciales es el principal objetivo del proyecto que lidera Enciso, del Instituto de
Ciencias Matemáticas del CSIC. Para conseguirlo, su grupo de investigadores se fijará
en las propiedades físicas de estas ecuaciones (como en la mecánica de fluidos) y
analizará lo que hace todo el sistema.
En concreto, el proyecto profundizará en los problemas que plantean las ecuaciones
de Euler (sobre la dinámica de los fluidos incomprensibles no viscosos) y Navier-Stokes
(que describen el movimiento de un fluido).
En total, el ERC ha otorgado las Consolidator Grants a investigadores de universidades
y centros de investigación de 24 países europeos, con Alemania a la cabeza (52
ayudas), seguido de Reino Unido (50), Francia (43) y los Países Bajos (32). España se
sitúa en séptimo lugar con un total de 12 ayudas. Los investigadores premiados
pertenecen, aparte del CSIC, a la Universidad de Santiago, el Instituto Catalán de Investigación Química, la Universidad Pompeu Fabra, el Centro de Estudios
Demográficos, la Universidad de Cantabria, el Instituto de Bioingeniería de Cataluña, el
CNIO, el IBEI y el CIC bioGUNE

Enllaç pdf

Share This