Aliments saludables
El consorcio europeo EIT Food ha sido seleccionado por el Instituto Europeo de
Innovación y Tecnología (EIT), tras un concurso de la Unión Europea, para impulsar la
innovación, el crecimiento y la creación de empleo y situar a Europa en el centro de
una revolución mundial de la alimentación. El consorcio agrupa a 50 empresas líderes,
centros de investigación y universidades de 13 países de la UE. La representación
española está compuesta por dos organismos de investigación: el Consejo Superior de
Investigaciones Científicas (CSIC) y el Centro Tecnológico experto en innovación marina
y alimentaria (AZTI); tres socios productivos: Grupo Acesur, Angulas Aguinaga y Grupo
AN; y la Universidad Autónoma de Madrid. Además, el consorcio incluye empresas
líderes como Koppert, DSM, PlantLab, Nestec, PepsiCo, Siemens, John Deere, Colruyt,
Vilmorin and Cie y Döhler.
El profesor de investigación del CSIC Francisco Tomás-Barberán explica que “el CSIC es
miembro destacado del nodo sur de este KIC, o Comunidad de de Conocimiento e
Innovación, y ha contribuido y contribuirá a definir las líneas de actuación de este
proyecto. El CSIC podrá ser partícipe de los proyectos de innovación relacionados con
la temática del KIC que se lleven a cabo junto con diferentes empresas españolas y
europeas, lo que supondrá una línea relevante de proyectos de I+D+i para diferentes
institutos del CSIC relacionados con los alimentos y temas afines (tecnología de
alimentos, agricultura, nutrición, robótica, microelectrónica, recursos naturales, etc.).
La sede del nodo sur, que incluye instituciones y empresas de España, Italia e Israel, se
ubicará en el Campus de Excelencia CSIC-UAM, y estará abierta a proyectos de
investigadores de institutos españoles”.
El Instituto Europeo de Innovación y Tecnología es un organismo independiente de la
Unión Europea creado en 2008 para impulsar la innovación y el espíritu empresarial.
Reúne a las principales instituciones de educación superior, laboratorios de investigación y empresas para formar asociaciones transfronterizas dinámicas que
desarrollen productos y servicios innovadores, pongan en marcha nuevas empresas y
capaciten a una nueva generación de empresarios.
Las Comunidades de Conocimiento e Innovación, CCI (KIC, según sus siglas en inglés)
son parte integral del concepto del EIT y son la herramienta para conseguir sus
objetivos. Se definen como asociaciones creativas y altamente integradas que abarcan
la educación, tecnología, investigación, negocios y la iniciativa empresarial; están
diseñadas para introducir innovaciones y modelos de innovación, así como para
inspirar a otros a emularlas. El EIT, a través de su Agenda Estratégica de Innovación
(SIA), es quien describe los ámbitos prioritarios de las futuras KIC para los próximos
siete años.
EIT Food considera que el futuro de los alimentos es una de las prioridades de la Unión
Europea. En los próximos siete años, el consorcio tiene previsto invertir cerca de 1.200
millones de euros para lograr, entre otros objetivos estratégicos, disminuir las
emisiones de gases de efecto invernadero en el sistema alimentario europeo en un
40% para 2030.
Objetivos y programas
Los objetivos del IET Food son: transformar el modelo actual del sistema alimentario
basado en el uso y la eliminación, en un nuevo modelo regido por la bioeconomía
circular; superar la escasa confianza del consumidor; crear alimentos valorados por el
consumidor para una nutrición más saludable; desarrollar una red digital de suministro
de alimentos con los consumidores y la industria como socios iguales; educar para
involucrar a más de 10.000 estudiantes, empresarios y profesionales a través de
programas de capacitación avanzada; así como fomentar la innovación en todas las
etapas de la creación de empresas.
Para lograr los fines mencionados, el EIT Food pondrá en marcha cuatro programas de
innovación: FoodConnects Assistant, que perseguirá una alimentación saludable
personalizada; Your Fork2Farm, que supondrá el desarrollo de una cadena de
suministro centrada en el consumidor y en la adopción de nuevas tecnologías en el
cultivo, procesado y distribución de alimentos; The Web of Food, proyecto que
conllevará la digitalización del sistema alimentario; y The Zero Waste Agenda, un
programa para la el incremento de la eficiencia de los recursos, reconvirtiendo al
sector alimentario en la punta de lanza para transformar el actual modelo lineal de
“producir-usar-eliminar” en un modelo de bioeconomía circular.

Enllaç pdf

Share This