Ocho proyectos de investigación dirigidos a luchar contra la COVID-19 y en los que
participan científicos de diferentes centros del Consejo Superior de Investigaciones
Científicas (CSIC) en la Comunidad Valenciana han sido aprobados para recibir
financiación pública en la última convocatoria del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) de
solicitud urgente de expresiones de interés para la financiación extraordinaria de
proyectos de investigación sobre SARS-CoV-2 y COVID-19. Esta convocatoria de
ayudas, conocida como Fondo COVID-19, ha tenido una participación muy alta de la
comunidad científica y ha sido desarrollada por el ISCIII, organismo público de
investigación adscrito al Ministerio de Ciencia e Innovación.
El primero de los proyectos liderado por investigadores de centros del CSIC en la
Comunidad Valenciana es Addressing unknowns of COVID-19 transmission and
infection combining pathogen genomics and epidemiology to inform public health
interventions, coordinado por Iñaki Comas, investigador del CSIC en el Instituto de
Biomedicina de Valencia (IBV), que ha recibido 1.750.000 euros. El objetivo del trabajo
es el estudio comparado de los genomas del nuevo coronavirus de los pacientes con la
enfermedad COVID-19 para entender y predecir su evolución y epidemiología en el
espacio y el tiempo. En este trabajo también han participado científicos del Instituto de
Biología Integrativa de Sistemas (I2SysBio, CSIC – Universitat de València), y la
Fundación para el Fomento de la Investigación Sanitaria y Biomédica (FISABIO) de la
Generalitat Valenciana, en colaboración con más de 40 unidades de microbiología
clínica de hospitales de toda España.
En segundo lugar, el proyecto del Centro de Investigación Biomédica en Red M.P.
(CIBER) Decoy-ACE-2: Uso de ACE2 soluble inactivado catalíticamente como
medicamento anti-COVID19, cuyos investigadores principales son Alberto Marina y
Vicente Rubio, científico y profesor de investigación del CSIC en el Instituto de
Biomedicina de Valencia, respectivamente. El trabajo llevado a cabo desde el consorcio
CIBER ha obtenido una ayuda de 125.000 euros del Fondo COVID-19 para apoyar un
proyecto de diseño de variantes del receptor del virus SARS-CoV-2, la proteína ACE2,
que puedan ser utilizadas como medicamento contra la COVID-19.
El tercero de los proyectos de investigación financiados por el Instituto de Salud Carlos
III lleva por título Determinación de la presencia deSARSCiV-2 en muestras ambientales
y su potencial transmisión indirecta y está coordinado por Pilar Domingo-Calap,
investigadora del Instituto de Biología Integrativa de Sistemas (I2SysBio, CSICUniversitat de València). El trabajo, que ha recibido 53.119 euros de financiación
pública, analiza el potencial de transmisión del virus en las condiciones ambientales y
sociales de España; investiga las plantas de tratamiento de aguas residuales, la
liberación del virus por vía intestinal, así como su presencia y comportamiento en
superficies comunes como plásticos, acero inoxidable o cristal, entre otros.
Por último, en cuarto lugar, destaca el proyecto Screening radiográfico de inspección
de tórax en pacientes con COVID19, cuyo investigador principal es Francisco Javier
Albiol, científico del CSIC en el Instituto de Física Corpuscular (IFIC, CSIC – Universitat
de València). El propósito del proyecto de investigación, que ha obtenido 130.000
euros, es ayudar en el desarrollo de un sistema de screening radiológico basado en
inteligencia artificial para identificar la severidad de la patología. Durante el proyecto
se atenderá a la capacidad de exploración de la solución mediante la búsqueda de
empresas líderes en el sector como motores y ayuda a la adquisición de imágenes.
Desde el grupo de trabajo señalan que uno de los aspectos sintomáticos de la COVID19 es la neumonía y que su grupo es experto en análisis de imagen y en su tratamiento
para uso combinado con radiólogos.
Pdf

Share This