Miguel Ángel Miranda a l'ITQ
El Instituto de Tecnología Química (ITQ), centro mixto del Consejo Superior de
Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universitat Politècnica de València, es uno de los
socios de Lumiblast, un proyecto europeo de ciencia excelente cuyo objetivo es
desarrollar una innovadora solución para luchar contra tumores cerebrales agresivos y
de difícil tratamiento, como el glioblastoma multiforme (GBM). La clave reside en
aprovechar la generación de luminiscencia en las mitocondrias para acabar con las
células tumorales.
Los cánceres cerebrales como el glioblastoma multiforme son prácticamente
incurables debido a su ubicación, carácter invasivo y naturaleza altamente agresiva.
Actualmente, el tratamiento de esta patología incluye cirugía de cráneo abierto,
radioterapia y quimioterapia. Con todo ello, la esperanza de vida media es de un año.
Según explica Miguel Ángel Miranda, investigador del Instituto de Tecnología Química,
“el uso de tratamientos basados en luz (terapias fotodinámicas) de casos de
glioblastoma multiforme se ha evaluado clínicamente, pero con escaso éxito. La
principal razón es que la propagación de la luz por los tejidos es muy limitada; además,
estas terapias resultan muy invasivas porque, por lo general, requieren cirugía craneal
debido a la necesidad de luz externa”.
Lumiblast propone una nueva versión de terapia fotodinámica, donde la luz se
generaría en las propias células, con lo que se evita el uso de fuentes de luz externa.
“Con esta técnica, las mitocondrias activan un compuesto que genera luz y ésta, a su
vez, activa el fármaco propiamente dicho. Esperamos abrir una nueva vía para tratar
tumores cerebrales a los que hoy resulta imposible acceder”, añade Miguel Ángel
Miranda.
Entre las ventajas de esta terapia, los investigadores destacan que permitirá actuar de
forma directa sobre cada una de las células a nivel individual y no sobre el tumor en
general, “lo que podría ayudar a eliminar por completo glioblastomas hasta ahora
incurables”, añade Miranda.
El trabajo de los investigadores del ITQ se centrará en el estudio fotoquímico de los
compuestos utilizados para la generación de luz dentro de la mitocondria. Lumiblast,
que cuenta con un presupuesto de 3 millones de euros, se prolongará hasta el año
2021 y está financiado por el programa marco europeo Horizonte 2020.
El proyecto está liderado por el Oslo University Hospital y cuenta con la participación
además de la National and Kapodistrian University of Athens (Grecia), la University of
Oslo, Department of Pharmaceutics (Noruega) y la compañía Knight Scientific Limited
(Reino Unido).

Enllaç pdf

Share This