Recollida de mostres per a analitzar. CRÈDIT: GVA.
Un trabajo desarrollado por el Instituto de Agroquímica y Tecnología de Alimentos
(IATA), centro de investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas
(CSIC), en colaboración con Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) y la
empresa G-agua, ha demostrado que no hay ni rastro del coronavirus en las
instalaciones y trenes de Metrovalencia. La investigación, presentada ayer en rueda de
prensa por Arcadi España, conseller de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad,
ha sido coordinada por la investigadora del IATA Gloria Sánchez y Xavier Querol,
profesor de investigación del CSIC en el Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios
del Agua (IDAEA). Se han recogido muestras en barandillas, tornos, máquinas
expendedoras, manijas de entrar, escaleras y filtros de aire acondicionado, y en
ninguna de ellas se ha detectado la presencia del coronavirus SARS-CoV-2, causante de
la COVID-19.
En total, se han analizado 33 muestras de superficie y cuatro de filtros en las
estaciones de metro con más afluencia de gente (Colón y Xàtiva), mediante técnicas
moleculares de PCR cuantitativa, y todas las pruebas han dado negativo.
Respecto a los trenes, se han obtenido muestras de unidades que han circulado entre
las 6 y las 22 horas y por zonas de gran afluencia. Los puntos de control se han fijado
sobre puertas interiores, barandillas, botón y maneta de apertura de salida y entrada e
interior de la trampilla del filtro de aire acondicionado. Las muestras se llevaron a las
instalaciones del IATA para realizar el correspondiente análisis e informe.
Las muestras se doparon con un coronavirus porcino como control de proceso, y se
analizaron 3 zonas distintas del genoma de SARS-CoV-2. Los resultados obtenidos, a
juicio del conseller Arcadi España, “confirman que las medidas de prevención,
seguridad e higiene que se han tomado desde FGV están dando sus frutos”. El
conseller, que ha animado a los usuarios a confiar en el transporte público, ha
advertido, no obstante, que el riesgo cero no existe; si bien la intención de la
Administración es limitar al máximo ese riesgo, que también depende de la
corresponsabilidad ciudadana.
Según ha señalado Xavier Querol, profesor de investigación del CSIC en el Instituto de
Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua (IDAEA), "el transporte público es un
sistema seguro. Antes de que estallara la pandemia, diversas ciudades de la
Comunidad Valenciana se encontraban en pleno proceso de transformación hacia un
modelo más sano enfocado al transporte público en detrimento del tráfico rodado
privado".
Este primer estudio se repetirá de forma periódica conforme se vaya recuperando la
afluencia de usuarios. También se están tomando muestras en el TRAM d'Alacant, en
la estación de Luceros, la que más viajeros registra diariamente y punto de enlace de
las líneas 1, 2, 3 y 4 y en dos trenes, cuyos resultados se darán a conocer
próximamente.
Estos análisis son importantes para determinar si fuera necesario aplicar medidas
adicionales de prevención por parte de las autoridades. Por el momento, es obligatorio
el uso de mascarilla, se limpian diariamente las estaciones y las unidades móviles con
lejía, se ha instalado gel hidroalcohólico en trenes y estaciones, se han marcado
itinerarios de entrada y salida y se ha eliminado el efectivo para la compra de títulos.
Vídeo À Punt TV: https://bit.ly/2CB2LF1
Pdf

Share This