Fotomicrografías de secciones del intestino de la dorada. Las tres figuras superiores corresponden a peces sanos y las inferiores a peces parasitados por Enteromyxum leei. Las puntas de flecha

Investigadores del Instituto de Acuicultura Torre de la Sal (IATS), centro del Consejo
Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), han estudiado la respuesta de la dorada
frente al parásito intestinal Enteromyxum leei. Los resultados del trabajo, que podrían
servir para desarrollar nuevos métodos de lucha contra estos parásitos, han sido
publicados en la revista Parasites & Vectors.
La enteritis es la inflamación del intestino en su sentido más amplio. En humanos, puede
deberse a infecciones virales, bacterianas o parasitarias, inducidas por agentes
exógenos como la radiación, los medicamentos o el abuso de drogas, entre otros, o
debido a afecciones inflamatorias como la enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa. En
la producción animal, la enteritis es responsable de graves pérdidas económicas, siendo
el parasitismo intestinal un importante factor de estrés que conduce a la desnutrición y
a la disminución del rendimiento y la eficiencia de producción del ganado y las aves de
corral.
Carla Piazzon, investigadora en el IATS, explica que “el intestino de los peces desempeña
varias funciones fisiológicas que van más allá de la digestión de los alimentos y la
absorción de nutrientes. También tiene una función inmunológica importante con un
papel clave en la protección del animal frente a los patógenos. Por lo tanto, su integridad
es esencial para garantizar su crecimiento, salud y bienestar de los peces. La integridad
intestinal de los peces se ha estudiado principalmente en relación con diferentes
intervenciones dietéticas que pueden causar enteritis, pero casi no hay datos
disponibles para la enteritis inducida por patógenos”.
Ariadna Sitjà-Bobadilla, investigadora principal del estudio, señala que “el objetivo de
este trabajo era describir el fallo intestinal resultante de la presencia del parásito
intestinal Enteromyxum leei en la dorada, Sparus aurata, empleando un enfoque
multidisciplinar con técnicas de inmunocitoquímica, electrofisiología, permeabilidad
intestinal y herramientas de metabolómica, para así identificar y validar marcadores
séricos no letales de disfunción de la barrera intestinal”.
“Los resultados obtenidos proporcionan la primera evidencia funcional de la
interrupción de la integridad intestinal por el parásito Enteromyxum leei. También
hemos demostrado que los peces parasitados tienen un metaboloma sérico distinto, y
que los metabolitos creatina e inosina son buenos marcadores para diferenciar los peces
parasitados y no parasitados”, concluye Jaume Pérez-Sánchez, profesor de investigación
del IATS.
Este trabajo, que aumenta los conocimientos que se tenían sobre la interacción de los
diferentes factores involucrados en la fisiopatología de la enteritis, y que abre la puerta
a nuevos tratamientos paliativos futuros, ha sido desarrollado en colaboración con la
Universidad Jaume I de Castellón, la Universidad de Cádiz y la Universidad de Algarve
(Portugal), y cuenta con financiación nacional y europea (AQUAEXCEL2020 y
ParaFishControl).
Ariadna Sitjà-Bobadilla, Rubén Gil-Solsona, Itziar Estensoro, M. Carla Piazzon, Juan Antonio
Martos-Sitcha, Amparo Picard-Sánchez, Juan Fuentes, Juan Vicente Sancho, Josep A. CalduchGiner, Félix Hernández y Jaume Pérez-Sánchez. Disruption of gut integrity and permeability
contributes to enteritis in a fish-parasite model: a story told from serum metabolomics.
Parasites & Vectors. DOI: https://doi.org/10.1186/s13071-019-3746-7

 

Ver más

Share This