Nuevo dispositivo desarrollado por el CSIC y la Universitat Politècnica de València

Investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), en
colaboración con científicos de la Universitat Politècnica de València, han participado
en el diseño de un nuevo dispositivo que permite mejorar la realización de histologías
de todo tipo de tejido. Entre sus aplicaciones, podría utilizarse para el análisis de tejido
cerebral.
La histología permite el estudio de los tejidos desde un punto de vista estructural,
morfológico y funcional. Para obtener un corte histológico se necesita una muestra de
tejido a la que se le realiza un corte extremadamente fino para su posterior análisis en
un microscopio. Este fino corte de la muestra se consigue mediante el uso de un
dispositivo denominado microtomo o vibrátomo.
“Los vibrátomos comerciales existentes actualmente sólo permiten realizar cortes en
un único plano definido por el usuario, no siendo posible variar el plano una vez
iniciado el corte. Esto impide realizar secciones longitudinales a lo largo de estructuras
curvilíneas. Como ejemplo, esta limitación impide el estudio de la mayoría de las
trayectorias que sigue la información en el cerebro, dada su anatomía curva”, apunta
David Moratal, investigador del Centro de Biomateriales e Ingeniería Tisular de la UPV.
Con el sistema desarrollado, un accesorio de posicionamiento que se acopla a
cualquier vibrátomo, el usuario puede cambiar la posición y la orientación de la
muestra mientras el dispositivo está funcionando, posibilitando así realizar cortes
tomográficos de un plano siguiendo una trayectoria tridimensional. Como resultado, es
posible diseccionar y estudiar in vitro circuitos neuronales de largo alcance durante la
realización de experimentos electrofisiológicos, por ejemplo.
Todo el sistema ha sido diseñado mediante software de desarrollo 3D y ha sido
fabricado mediante sinterizado láser selectivo. Está compuesto por varios motores y multitud de sensores que se monitorizan desde un ordenador, y se engloban en un
accesorio fácilmente acoplable a la mayoría de vibrátomos comerciales existentes
actualmente.
Aplicación al estudio del cerebro
El dispositivo diseñado por investigadores de la Universitat Politècnica de València y el
CSIC abre la puerta a una nueva generación de experimentos electrofisiológicos in vitro
que favorecerá enormemente el avance del conocimiento neurocientífico.
Tal y como explica David Moratal, “el cerebro es una estructura tridimensional
constituida por circuitos neuronales distribuidos por zonas separadas y que se
comunican por conexiones de largo recorrido. Gracias a su capacidad para cortar
muestras de tejido vivo siguiendo trayectorias curvas, este dispositivo permite
preparar tejidos para estudios electrofisiológicos en poblaciones neuronales
conectadas funcionalmente y localizadas en distintas regiones cerebrales, por ejemplo.
Además, facilita la visualización detallada de un gran número de estructuras y
órganos”.
“Esta nueva visión del interior del tejido biológico permitirá facilitar la identificación de
patologías y el diagnóstico basado en evidencia histo-patológica”, concluye Santiago
Canals, investigador del CSIC en el Instituto de Neurociencias, centro mixto del CSIC y
la Universidad Miguel Hernández.

 

Ver más

Share This