Joan Ribó conoce de primera mano las instalaciones del Instituto de Biomedicina de València (CSIC), donde se coordina la secuenciación del genoma del coronavirus en España.

El alcalde de la ciudad de València, Joan Ribó, visitó hoy la sede del Instituto de Biomedicina de València (IBV), centro de investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ubicado en la capital valenciana. Ribó conoció de primera mano las diferentes investigaciones llevadas a cabo en el centro, tanto en la lucha contra el coronavirus como en otras áreas de la biomedicina. El IBV-CSIC es un centro referente en la investigación del SARS-CoV-2, desde donde se coordina el proyecto SeqCOVID para secuenciar el genoma del coronavirus en tiempo real en España, y que participa en el recién creado Programa Valenciano de Investigación Vacunal (ProVaVac). En la visita estuvieron presentes la dirección del IBV y miembros de su personal investigador.

Con esta visita, el regidor valenciano ha querido mostrar su apoyo a la investigación que desde el centro de investigación del CSIC se está realizando para combatir la pandemia provocada por la COVID-19. En concreto, Ribó ha visitado las instalaciones que el IBV dedica al proyecto SeqCOVID guiado por sus dos coordinadores, el investigador del CSIC en el IBV Iñaki Comas y Fernando González Candelas, investigador del Instituto de Biología Integrativa y de Sistemas (I2SysBio), centro mixto del CSIC y la Universitat de València.

González Candelas y Llúcia Martínez representan a la Fundación para el Fomento de la Investigación Sanitaria y Biomédica de la Comunitat Valenciana (FISABIO), centro ubicado en la ciudad de València donde se secuencia la mayor parte de muestras de coronavirus que recibe SeqCOVID de hospitales de toda España. En total, el consorcio ha recibido más de 25.000 muestras y secuenciado más de 10.000, obteniendo resultados fundamentales para seguir la evolución de la pandemia en España.

Ribó mostró su satisfacción por el trabajo realizado en el IBV para secuenciar el genoma del coronavirus. Además, destacó la rapidez con la que el centro del CSIC ha trasladado la investigación básica que realiza a la lucha contra la COVID-19, convirtiéndose en un referente en la investigación en este campo en España. “Sin ciencia es imposible avanzar en la solución a la pandemia”, remarcó Ribó, que destacó también el compromiso del consistorio valenciano con la investigación sobre el coronavirus con el apoyo dado a FISABIO.

Participación del IBV en ProVaVac

Además, Ribó conoció la participación del IBV en el Programa Valenciano de Investigación Vacunal COVID-19 (ProVaVac), una iniciativa creada por la Generalitat Valenciana para mejorar la efectividad del proceso de vacunación en el que se encuentra inmersa la Comunitat. Además del IBV y FISABIO, en ProVaVac participan otras instituciones relacionadas con la investigación y la salud como el Instituto de Investigación Sanitaria INCLIVA; el Instituto de Investigación Sanitaria La Fe (IIS La Fe); el Instituto de Investigación Sanitaria y Biomédica de Alicante (ISABIAL); la Fundación Centro de Investigación Príncipe Felipe (CIPF); la Fundación de Investigación del Hospital Provincial de Castellón (FHPrCs); la Fundación de Investigación del Hospital General Universitario de Valencia (FiHGUV); y la Fundación ELLIS de Alicante. Por su parte, el investigador del IBV Iñaki Comas participa en el comité científico del programa junto a Fernando González Candelas, entre otros expertos.

Nuevo edificio del I3M

Ribó también destacó la colaboración que el Ayuntamiento tiene con el CSIC, colaboración que se materializa en la cesión de los terrenos donde se ubicará el nuevo edificio del Instituto de Instrumentación para Imagen Molecular (I3M), centro mixto del CSIC y la Universitat Politècnica de València dedicado a la investigación de nuevas técnicas de instrumentación científica para aplicaciones de imagen en el ámbito biomédico.

En el solar de 3.000 metros cuadrados ubicado en el entorno universitario de la capital valenciana se construirá a partir de principios de 2022 un edificio que duplicará el espacio actual ocupado por el I3M en la UPV, además de agrupar todos los laboratorios y servicios. Se espera que el edificio esté operativo a finales de 2023.

Joan Ribó visita el Instituto de Biomedicina de Valencia IBV

De izquierda a derecha: Iñaki Comas, Jerónimo Bravo (director IBV) y Joan Ribó, durante su visita al centro de investigación del CSIC. Créditos: CSIC.

Share This