El microbioma intestinal (microorganismos y sus genes) regula el funcionamiento del sistema inmunitario y puede influir en el riesgo de sufrir infecciones y en la respuesta defensiva del organismo. Cr

Un equipo de investigación del Instituto de Agroquímica y Tecnología de Alimentos
(IATA), centro perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC),
estudia la relación de los microorganismos que viven en el intestino humano con la tasa
de infección por el virus SARS-CoV-2 que causa la enfermedad COVID-19, así como con
la severidad de los síntomas asociados a una excesiva respuesta inmunitaria del
organismo.
El microbioma intestinal (microorganismos y sus genes) regula el funcionamiento de
nuestro sistema inmunitario, y puede influir en el riesgo de sufrir infecciones y en la
respuesta defensiva frente a las mismas. Con el fin de evaluar si esto sucede también en
la infección por el coronavirus SARS-CoV-2, el equipo de investigación liderado por la
profesora de investigación del CSIC en el IATA Yolanda Sanz Herranz trabaja en el
proyecto “Influencia del microbioma intestinal en la infección COVID-19 y en la
efectividad de la inmunoterapia en pacientes con cáncer y controles–BICOIN”, financiado
por la Plataforma Salud Global del CSIC.
El proyecto pretende determinar si las características del microbioma intestinal del
individuo están relacionadas con la tasa de infección por COVID-19 y la severidad de los
síntomas de la enfermedad y sus complicaciones, derivadas del desarrollo de la llamada
‘tormenta de citoquinas’. Este proceso se produce como consecuencia de una reacción
inmunitaria excesiva que provoca una inflamación sistémica y que se relaciona con el
deterioro clínico y la mortalidad.
Además, este proyecto servirá para identificar los mecanismos inmunológicos por los
que el microbioma puede conferir protección o susceptibilidad a la infección por COVID19 e influir en respuesta inmunitaria del individuo. Por ejemplo, en la generación de
anticuerpos protectores frente al virus y en la respuesta a las inmunoterapias (un tipo
de terapia contra el cáncer que inhibe el punto de control inmunitario) en pacientes
oncológicos, procesos que también podrían proteger frente a la infección por COVID-19.
Para Yolanda Sanz, “este estudio permitirá realizar una mejor predicción del riesgo y
pronóstico de la enfermedad, integrando información no sólo del genoma del sujeto y
sus comorbilidades, sino también de su microbioma, es decir, definir con mayor
precisión quiénes son los pacientes de más riesgo”. Para la investigadora del IATA-CSIC,
esto también “permitirá realizar una predicción más precisa de la eficacia de las terapias
de base inmunológica, al incluir en el estudio a pacientes oncológicos sometidos a estos
tratamientos”.
El equipo de investigación espera tener los primeros resultados del estudio a finales de
este año. Estos permitirán avanzar en el conocimiento sobre la infección causada por el
virus SARS-CoV2 en pacientes de más riesgo como los oncológicos, así como en
población general, contribuyendo a mitigar y superar los efectos de la pandemia. El
estudio ha sido financiado por la Plataforma Salud Global del CSIC y se desarrolla en la
ciudad de València.

Ver más

Share This