Investigadores del laboratorio de coronavirus del CNB-CSIC. / Agencia SINC.

La Plataforma Temática Interdisciplinar (PTI) Salud Global del CSIC, en la que colaboran
más de 150 grupos de investigación y que cuenta con el apoyo de la Fundación
MAPFRE, ha considerado como prioritarias en segunda resolución trece propuestas de
proyectos para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19, de los cuales
cuatro son de centros de investigación de la Comunidad Valenciana, y los ha propuesto
para su prefinanciación por parte del CSIC utilizando los fondos propios disponibles.
El primero de los proyectos se llama Multidisciplinary approach to blocking SARS-CoV-2
entry through antivirals and Decoy-ACE2 fragments+C275 y busca el desarrollo de
nuevas terapias innovadoras contra el COVID-19 basadas en nuevas moléculas
antivirales. En él participan cuatro grupos de investigación: uno liderado por María
Jesús Pérez Pérez, del Instituto de Química Médica (IQM) del CSIC; otro liderado por
Sonsoles Martín Santamaría, del Centro de Investigaciones Biológicas (CIB) del CSIC;
otro liderado por Ron Geller, del Instituto de Biología Integrativa y de Sistemas
(I2SysBio) del CSIC y la Universitat de València; y el liderado por Alberto Marina,
Jerónimo Bravo, José Luis Llácer y Vicente Rubio, del Instituto de Biomedicina de
Valencia (IBV) del CSIC.
Además, el grupo del I2SysBio liderado por Ron Geller también ha obtenido
financiación de la Conselleria de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital
de la Generalitat Valenciana para su proyecto Anticor, una plataforma de alto
rendimiento para el cribado de antivirales y anticuerpos contra el SARS-CoV-2. Esta
plataforma no solo identifica los antivirales, sino que sirve también para evaluar las
tasas de infección a nivel poblacional mediante pruebas serológicas rápidas.
Otro de los proyectos seleccionados es TRANCOR (TRatamiento con ANdrografólido de
la respuesta inmune en la infección por CORona-virus SARS-CoV-2), del Instituto de
Tecnología Química (ITQ), centro mixto del CSIC y la Universitat Politècnica de
València, que lidera el investigador del CSIC Pablo Botella Asunción.
Por su parte, el Instituto de Agroquímica y Tecnología de Alimentos (IATA) del CSIC
contribuye con dos proyectos: uno que estudia el papel del agua en la transmisión del
SARS-CoV-2 y que lidera la investigadora Gloria Sánchez Moragas; y otro que estudiará
el desarrollo de capas antivirales biodegradables para su uso en mascarillas
protectoras, y que lidera José María Lagarón.

Ver más

Share This