Foto de la reunión "The quest for new physics", organizada por el grupo Astroparticles and High Energy Physics (AHEP) del IFIC en la Casa de la Ciencia del CSIC en Valencia. CR&Eacute

La Casa de la Ciencia del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en
Valencia acoge desde hoy, miércoles 12, al próximo viernes la reunión The quest for
new physics, organizada por el grupo Astroparticles and High Energy Physics (AHEP) del
Instituto de Física Corpuscular (IFIC), centro mixto del CSIC y la Universitat de València.
El congreso abordará el debate de dónde y cómo buscar nueva física que explique el
resto del Universo, a partir de los indicios ya existentes y desde una perspectiva
centrada en la física de neutrinos, uno de los campos más prolíficos de la física actual.
Según indica José Furtado Valle, investigador del IFIC y uno de los organizadores del
congreso, “este encuentro tiene por objeto investigar las posibles maneras de
completar nuestra descripción actual del Universo. Los requisitos más claros de una
teoría completa son su posibilidad de generar masas para los neutrinos e incluir un
candidato adecuado a la materia oscura, necesaria para entender nuestro Universo”.
El estudio de la física de neutrinos, una de las partículas más abundantes del cosmos,
aporta algunas de las evidencias más rotundas de la existencia de esta nueva física. Un
ejemplo fue el descubrimiento de que los neutrinos oscilan, se transforman entre los
tres tipos que se conocen durante su viaje por el espacio, lo que demostró que los
neutrinos tienen masa y supuso el Premio Nobel a sus descubridores.
La búsqueda de nuevas partículas es la razón de ser de la Física. Con el conocimiento
acumulado hasta hoy, la ciencia solo puede explicar apenas un 5% del Universo, la
materia visible que compone las estrellas, planetas y a nosotros mismos. El resto sigue
siendo un misterio.
El evento tratará de dilucidar la posible conexión entre los neutrinos y la materia
oscura, esa sustancia desconocida que supone un cuarto del Universo, así como la
propia naturaleza de los neutrinos, una cuestión abierta donde algunos consideran que
el neutrino podría ser su propia antipartícula. Las opciones que ofrecen nuevos experimentos como DUNE (EE.UU.) o Hyper-Kamiokande (Japón) para el estudio de los
neutrinos se repasarán en la reunión de Valencia, así como otros candidatos a formar
la materia oscura como los axiones, y las implicaciones que esta nueva física tendría a
nivel cosmológico.
Además de buscar señales de nueva física mediante el estudio de los neutrinos, el
encuentro organizado por el IFIC aborda otros temas como la física de los aceleradores
de partículas como el Gran Colisionador de Hadrones (LHC) del CERN. Tras descubrir el
bosón de Higgs, la última pieza que faltaba para completar el Modelo Estándar (teoría
que describe las partículas elementales y sus interacciones), la búsqueda de nuevas
partículas continúa en el LHC, de momento sin resultados. Las posibilidades de
encontrarlas en el acelerador del CERN, y en otros aceleradores futuros como el
Colisionador Lineal Internacional (ILC) o el Colisionador Circular Electrón Positrón
(CEPC), se tratarán en la reunión.
Entre las señales más prometedoras que proceden del LHC están las que ofrece el
experimento LHCb, dedicado a la llamada física de sabor. En la Casa de la Ciencia del
CSIC en Valencia también se abordarán las anomalías detectadas por este
experimento, que algunos interpretan como la existencia de nueva física. El encuentro
reúne a físicos teóricos y experimentales en la Casa de la Ciencia, la nueva sede de la
Delegación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en la Comunidad
Valenciana. La reunión cuenta con financiación de la Generalitat Valenciana, a través
de un proyecto de investigación PROMETEO.
Más información:
https://indico.ific.uv.es/event/3485/overview

 

Ver más

Share This