El director del IFIC, Juan José Hernández Rey, recibiendo el galardón de manos de la secretaria de Estado Carmen Vela

El Instituto de Física Corpuscular (IFIC), centro mixto del Consejo Superior de
Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universitat de València, ha recibido hoy la
acreditación “Severo Ochoa” que le distingue como Centro de Excelencia. La entrega
de esta acreditación se ha producido en un acto presidido por la Secretaria de Estado
de I+D+i, Carmen Vela, en la sede del organismo, dependiente del Ministerio de
Economía y Competitividad. La acreditación “Severo Ochoa” reconoce la excelencia y
las contribuciones científicas que realizan los centros y unidades a nivel nacional e
internacional, su impacto empresarial y social y su capacidad para atraer talento. Al
acto han asistido el presidente del CSIC, Emilio Lora-Tamayo; la vicerrectora de
Investigación de la Universitat de València, Pilar Campins Falcó; el director del IFIC,
Juan José Hernández Rey, y su antecesor en el cargo, Francisco Botella Olcina.
El Instituto de Física Corpuscular ha recibido su acreditación como Centro de
Excelencia “Severo Ochoa” junto con el Instituto de Bioingeniería de Cataluña. Ambos
se suman a los 18 centros de excelencia que consiguieron la acreditación en ediciones
anteriores, y recibirán un millón de euros anual durante los próximos cuatro años.
En su intervención, la secretaria de Estado Carmen Vela ha señalado que “la excelencia
hay que reconocerla, hay que identificar a los centros y unidades que compiten con
éxito a nivel europeo y mundial y que cuentan con planes estratégicos y de
investigación que les permiten seguir compitiendo al más alto nivel. Estos centros y
unidades son particularmente importantes porque actúan como agentes tractores en
el conjunto del Sistema Español de Ciencia, Tecnología e Innovación”. Además, ha
recordado que “estos centros no sólo son los que mejor investigación científica hacen
en España, sino que están entre los mejores del mundo en su especialidad”.
El coordinador institucional del CSIC en la Comunidad Valenciana, José Pío Beltrán, ha
destacado que “esta acreditación reconoce lo acertado de las políticas que el CSIC ha
seguido en la Comunidad Valenciana y que nos han llevado a buscar alianzas con equipos universitarios de excelencia, resultando en que de los 10 centros que el CSIC
tiene en la Comunidad Valenciana, 3 sean centros de excelencia Severo Ochoa”.
Estas distinciones son el mayor reconocimiento de la investigación científica dirigida a
centros y unidades de excelencia en España, y se otorgan tras un proceso riguroso de
evaluación realizado por comités científicos internacionales agrupados en tres áreas:
ciencias de la vida y medicina, ciencias experimentales, matemáticas e ingeniería y
ciencias humanas y sociales. Los centros y unidades acreditados destacan tanto por el
impacto internacional de las contribuciones científicas que realizan, como por su
capacidad innovadora y su intensa relación con el entorno social y económico. Son,
además, instituciones de referencia mundial capaces de atraer talento internacional.
El IFIC es líder en investigación experimental y teórica de física de partículas,
astropartículas y física nuclear. Tiene una arraigada participación en actividades
internacionales de prestigio y está a la vanguardia de los conocimientos científicos en
física fundamental. Es pionero en España en la investigación experimental de los
constituyentes de la materia, con una trayectoria que comenzó en los años 50. La
etapa más reciente del IFIC comenzó en 1985, cuando la UV y el CSIC firmaron un
convenio de colaboración que dio lugar al actual instituto. Entre sus objetivos
científicos se cuentan el estudio del bosón de Higgs, del quark top, la búsqueda de
nuevas partículas y modelos de la materia, el estudio de los neutrinos y su utilización
como mensajeros cósmicos, la física nuclear y sus aplicaciones, así como el desarrollo
de la tecnología para nuevos detectores y aceleradores de partículas.
Además de la importancia de la investigación realizada en el IFIC, que cuenta con hitos
como la participación en el diseño, construcción y operación del experimento ATLAS
del Gran Colisionador de Hadrones (LHC) del CERN, donde se descubrió el bosón de
Higgs en 2012, la acreditación como Centro de Excelencia “Severo Ochoa” valora la
capacidad del IFIC de atraer talento, puesto que el 35% de su personal investigador
procede del extranjero. También reconoce la aplicación de estos desarrollos en varias
spin-off relacionadas con las aplicaciones de la Física Nuclear y de Partículas a la Física
Medica y a otros campos.
En el acto celebrado hoy también se han entregado las acreditaciones “María de
Maeztu”, una novedad en esta convocatoria que reconoce la excelencia en estructuras
organizativas de investigación más pequeñas que los centros, ubicadas sobre todo en
universidades. Han asistido representantes de las unidades reconocidas: el Instituto de
Ciencias del Cosmos de la Universidad de Barcelona; el Departamento de Ciencias
Experimentales y de la Salud de la Universidad Pompeu Fabra; el Centro de
Investigación de Física de la Materia Condensada de la Universidad Autónoma de
Madrid; el Departamento de Economía de la Universidad Carlos III de Madrid; la
Unidad de Biología Estructural del CSIC; y el Barcelona Graduate School of
Mathematics del Consorcio Centro de Recerca Matemàtica. Las unidades cuentan con
una financiación de 500.000 euros anuales durante cuatro años.

 

Ver más

Share This