De izquierda a derecha: Joan Ribó, Enrique Yeves, José Pío Beltrán y Mireia Mollà en la Alqueria dels Moros.

El Regadío histórico de la huerta de València ya es Sistema Importante del Patrimonio
Agrícola Mundial (SIPAM). El pasado 27 de noviembre fue declarado como tal por la
Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) porque
«es uno de los paisajes de huerta mediterránea más relevantes de Europa, un espacio
de valores productivos, ambientales, culturales y visuales, a pesar de las presiones de la
urbanización». Así lo explicó el alcalde de València, Joan Ribó, al dar cuenta de esta
declaración en la Alqueria dels Moros, edificio de la huerta de Benicalap recientemente
rehabilitado para albergar el Centre d’Interpretació de l’Horta.
Los «Sistemas Importantes del Patrimonio Agrícola Mundial» (SIPAM) son paisajes
estéticamente impresionantes que combinan la biodiversidad agrícola con ecosistemas
resilientes y un valioso patrimonio cultural; y constituyen un catálogo que reúne unos
50 «enclaves que combinan las prácticas agrícolas con ecosistemas tradicionales y
patrimoniales».
Durante el acto, Joan Ribó mencionó a todas las instituciones públicas valencianas, así
como representantes de la comunidad agrícola y de la sociedad civil que han apoyado a
la candidatura que fue formalmente presentada el 18 de octubre de 2018, después de
un proceso participativo de elaboración y la adhesión de muchos municipios, y
entidades como la Universitat de València, la Universitat Politècnica de València y el
Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).
En nombre de algunas de estas instituciones en el acto estuvieron presentes la
consellera de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica,
Mireia Mollà; y la vicepresidenta de la Diputación de València, Maria Josep Amigó.
También han estado presentes los concejales de Ecología Urbana, y de Emergencia
Climática y Transición Energética, Sergi Campillo, y Alejandro Ramón, respectivamente,
así como el anterior delegado institucional del CSIC en la Comunidad Valenciana, José
Pío Beltrán.
Beltrán, profesor de investigación del CSIC en el Instituto de Biología Molecular y Celular
de Plantas (IBMCP), centro mixto del CSIC y la UPV, recordó que «las investigaciones que
estamos llevando a cabo están en la línea que marca la FAO de producir más de manera
más sostenible, es decir, utilizando menos recursos». También destacó que «además de
disponer de semillas mejoradas, es muy importante defender estructuras productivas
tradicionales con valor estratégico como la del sistema de regadío de l’Horta de
València, así como implementar las tecnologías asociadas a la agricultura de precisión».
El alcalde de València, Joan Ribó, y el director de la FAO en España, Enrique Yeves,
informaron de que, con este reconocimiento, «se ratifica que la huerta de València es
un bien mundial que hay que proteger, un objetivo por el cual el Ayuntamiento trabaja
conjuntamente con la UPV y otras instituciones con voluntad de vincular esta
legitimación a los esfuerzos para impulsar la protección y producción de alimentación
de kilómetro cero».
Joan Ribó explicó que los objetivos del Ayuntamiento son: «aprovechar este
reconocimiento mundial y nacional de la figura de la huerta y de su patrimonio, así como
el apoyo institucional para su salvaguarda; agregar valor económico a los bienes y
servicios de estos sistemas de manera sostenible; mitigar los riesgos de erosión de la
biodiversidad y la degradación de la tierra; reducir la vulnerabilidad al cambio climático;
y promover políticas reguladoras propicias e incentivos para apoyar a la conservación
de la huerta y a las prácticas agrícolas sostenibles».
«En definitiva, el objetivo municipal es salvaguardar la huerta como sistema de
patrimonio agrícola de importancia mundial y sus paisajes, la biodiversidad agrícola, y
los sistemas de conocimiento y cultura asociados», resumió el alcalde.
Por su parte, el director de la FAO en España, Enrique Yeves, subrayó que se trata de un
reconocimiento «muy importante porque destaca la peculiaridad de un sistema que a
partir de ahora estará protegido internacionalmente». Al hablar de las «bondades» de
la huerta de València, Yeves destacó «su capacidad de mantener la tradición de producir
alimentos de manera sana y sostenible», y explicó que la FAO «quiere proteger aquellos
enclaves que merecen ser referente internacional».
Según el alcalde, que también tuvo palabras de agradecimiento para las generaciones
de agricultores y pescadores que han mantenido la preservación dinámica de l’Horta y
la Albufera de València, «este reconocimiento toma en consideración que la red de riego
de la huerta se extiende por el área agrícola periurbana de la ciudad de València y otros
municipios del norte, oeste y sur del área metropolitana».

 

Ver más

Share This