Un equipo de investigación del Instituto de Agroquímica y Tecnología de Alimentos
(IATA), del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha desarrollado un
aerogel hidrofóbico fabricado a partir de celulosa y con potencial en el sector
alimentario. Este material podría emplearse en la fabricación de envases que alarguen
la vida útil de carnes y pescados mediante la absorción de los fluidos que desprenden los alimentos.
Las cualidades de este aerogel, barato y sencillo de producir, apuntan
también hacia otras potenciales aplicaciones, como el almacenamiento de energía, el
aislamiento acústico y térmico, así como la absorción de vertidos contaminantes.
La investigación relacionada con la patente, coordinada por la investigadora Amparo
López Rubio, y en la que también trabajan los investigadores Marta Martínez Sanz e
Isaac Benito González, ha sido publicada revista Chemical Engineering Journal. El equipo
pertenece al Grupo de Envases del Departamento de Tecnologías de Conservación y
Seguridad Alimentaria del IATA-CSIC.

Ver más

Share This