Prototipo de PET desarrollado en el I3M.
Prototipo de PET desarrollado en el I3M.

El Instituto de Instrumentación para la Imagen Molecular (I3M)
participa en un proyecto financiado en Estados Unidos para
desarrollar en su sede de Valencia dos prototipos del nuevo sistema

 

El Instituto de Instrumentación para Imagen Molecular (I3M), centro mixto del Consejo
Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universitat Politècnica de València
(UPV), participa en un proyecto financiado por la Agencia de Investigación Médica de los
Estados Unidos para construir un nuevo sistema de tomografía por emisión de
positrones (PET) que mejora las prestaciones de los dispositivos actuales. Además de
mejorar la resolución del escáner, el nuevo dispositivo PET se podría utilizar combinado
con resonancia magnética, obteniendo así completa información anatómica y funcional
de patologías como el cáncer. El proyecto se desarrolla con la Universidad de Virginia y
la multinacional Bruker.
El proyecto, financiado con medio millón de dólares por el National Institutes of Health
(NIH) del Departamento de Salud de los Estados Unidos, pretende desarrollar dos
prototipos de escáner PET cuyo diseño y construcción se realizará en la sede del i3M de
València. La tomografía por emisión de positrones (PET, por sus siglas en inglés) es una
de las técnicas de diagnóstico por imagen de medicina nuclear más utilizadas del mundo.
Se basa en la detección de la aniquilación entre los positrones y su antipartícula, el
electrón, en el cuerpo del paciente, lo que revela importante información funcional
sobre procesos biológicos como el crecimiento tumoral.
A diferencia de los dispositivos PET actuales, que utilizan varios cristales centelleadores
para detectar esta aniquilación, el nuevo dispositivo tendrá un solo cristal en forma de
toroide, lo que, según Antonio J. González, científico titular del CSIC en el i3M y
responsable del trabajo, “permitirá llegar a los límites físicos del aniquilamiento entre
electrones y positrones”. Esto es, el nuevo dispositivo aumentará la eficiencia (detectará
más eventos) y la resolución (mejor delineación), mejorando las características de la
imagen resultante.
Además, el nuevo dispositivo se utilizará en combinación con otra técnica de diagnóstico
por imagen muy extendida, la resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés), que
aporta información anatómica de los tejidos sin utilizar radiación ionizante como las
radiografías o la tomografía axial computerizada (TAC). El objetivo es fusionar ambas
imágenes para observar en tiempo real el cuerpo del paciente.
La participación del Instituto i3M en el proyecto se basa en su experiencia en el
desarrollo de nuevas técnicas de instrumentación científica para aplicaciones de
diagnóstico por imagen. Esta experiencia permitió la creación de ONCOVISIÓN, una spinoff del centro de investigación dirigido por José María Benlloch Baviera. Los desarrollos
para fabricar dispositivos PET para pequeños animales con fines de investigación fueron
adquiridos por Bruker, una multinacional con sede en Boston (EE.UU.) especializada en
este tipo de tecnología.
Según Antonio J. González, la tecnología que pretenden desarrollar en este proyecto,
cuya duración es de cinco años, no sólo se limita a la fabricación de dispositivos PET para
investigación básica con pequeños animales. “Esta tecnología se puede aplicar a
dispositivos más grandes para humanos, mejorando así sus prestaciones actuales”,
puntualiza el investigador del Instituto i3M.

Ver más

Share This