El Instituto de Historia de la Medicina y de la Ciencia López Piñero, centro mixto del
Consejo Superior de Investigaciones Científicas CSIC y la Universitat de València, con
sede en el Palacio de Cerveró, inauguró ayer jueves, 20 de diciembre, la exposición
permanente Colección científico‐médica de la Universitat de València, 1. Ciencia y
sociedad, organizada por el Vicerrectorado de Cultura e Igualdad de la Universitat y el
propio Instituto. A la inauguración asistió Antonio Ariño, vicerrector de Cultura e
Igualdad, José Pío Beltrán, coordinador institucional del CSIC en la Comunidad
Valenciana, y el comité científico responsable de la exposición, formado por José
Ramón Bertomeu Sánchez, Ximo Guillem Llobat, Àlvar Martínez Vidal y Pedro Ruiz‐
Castell, todos ellos investigadores del instituto.
El coordinador del CSIC en la Comunidad Valenciana, José Pío Beltrán, declaró que
“me produce una gran satisfacción el poder ver como estos instrumentos médicos
pueden ser disfrutados por el público, además de servir a la investigación” e hizo un
llamamiento a los médicos para que “continúen donando aquel instrumental que ya
no utilicen, para así poder continuar reconstruyendo la historia de la medicina
valenciana”. Pío Beltrán concluyó su intervención con unas palabras de recuerdo para
tres de los principales impulsores del Instituto de Historia de la Medicina y de la
Ciencia: los ya fallecidos José María López Piñero y Luis García Ballesteros, además de
Víctor Navarro Brotons, ya jubilado.
La exposición cuenta con piezas de la colección de instrumentos científicos y médicos
de la Universitat de València, así como con material procedente de su patrimonio
bibliográfico y documentos audiovisuales. El recorrido se inicia con una cámara solar
del Observatorio Astronómico de la Universitat y concluye con un equipo de
difracción de Rayos X.
Según ha destacado, durante la rueda de prensa de esta mañana, Atonio Ariño,
vicerrector de Cultura e Igualdad, “la muestra es la primera parte de la colección
permanente de los fondos científico‐médicos de la Universitat. Fondos que cuentan
con una larga historia”. En total son más de 1.800 piezas, que tal y como ha señalado
Ariño, “continúan creciendo, con distintas donaciones de médicos, que la hacen estar
viva y en constante evolución. Se trata, por tanto, de una muestra singular por su

Ver más

Share This