El sírfido Sphaerophoria rueppellii alimentándose de melaza de la mosca blanca Aleurothixus floccosus (Foto de Ángel Plata).

Un estudio del Centro de Investigaciones sobre Desertificación (CIDE), centro mixto del
Consejo Superior de Investigaciones científicas (CSIC), la Generalitat Valenciana y la
Universitat de València; el Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA) y la
Universitat de València demuestra que la pimetrozina y la flonicamida, dos insecticidas
recomendados en algunos programas de gestión integrada de plagas (GIP), pueden
afectar negativamente a los agentes de control biológico cuando estos se alimentan de
melaza. El trabajo es de aplicación en cítricos y ha sido publicado en la revista
Environmental Pollution. Además, ha contado con la participación de científicos de la
Universidad de Wageningen (Países Bajos).
La gestión integrada de plagas (GIP) se basa en la aplicación de una combinación de
medidas agronómicas, biológicas y biotecnológicas que reduce al mínimo el uso de
pesticidas. Cuando las plagas sobrepasan los umbrales de tratamientos y hay que
utilizar pesticidas, es necesario que estos sean efectivos y respetuosos con los agentes
de control biológico. El estudio de los efectos secundarios de los pesticidas es, por
tanto, clave en el desarrollo de los programas de GIP, especialmente en cultivos como
los cítricos, en los que la mayoría de plagas está regulada por agentes de control
biológico.
En este sentido, cabe señalar que tanto la pimetrozina como la flonicamida son
insecticidas sistémicos que se utilizan generalmente para el control de pulgones. Sin
embargo, estos insecticidas no afectan a las cochinillas que siguen vivas y excretan
melaza contaminada.
“El estudio demostró que la melaza contaminada por pimetrozina y flonicamida
aumentó la mortalidad del sírfido Sphaerophoria rueppellii entre un 20 y un 50%,
respectivamente. Sin embargo, estas melazas resultaron inocuas para el parasitoide
Anagyrus vladimiri (antes conocido como Anagyrus pseudococci), uno de los
principales agentes de control biológico del pseudocóccido Planococcus citri”, destaca
Joel González Cabrera, investigador Ramón y Cajal del Instituto Universitario de
Biotecnología y Biomedicina (BIOTECMED) de la Universitat de València.
En el trabajo también han participado Daniele Sadutto, investigador del CIDE, y
Yolanda Picó, investigadora del CIDE y catedrática del Departamento de Medicina
Preventiva y Salud Pública de la Facultad de Farmacia de la UV. A juicio de esta última,
“los resultados del estudio indican que la melaza contaminada es probable que afecte
a una gama mucho más amplia de insectos beneficiosos que el néctar contaminado y,
por lo tanto, debería incluirse en futuras evaluaciones de riesgos ambientales”.
El estudio, financiado parcialmente por un proyecto del Instituto Nacional de
Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA), demuestra la necesidad de
continuar investigando los efectos negativos de los insecticidas sobre los insectos
beneficiosos y las diferentes rutas de exposición.
Calvo-Agudo, M., González-Cabrera, J., Sadutto, D., Picó, Y., Urbaneja, A., Dicke, M., & Tena,
A. IPM-recommended insecticides harm beneficial insects through contaminated
honeydew. Environmental Pollution, 115581. 2020.
https://doi.org/10.1016/j.envpol.2020.115581

Ver más

Share This