Imagen al microscopio de levaduras Saccharomyces cerevisiae (B) y del nuevo híbrido de seis especies (A), cuyo tamaño es superior. / Amanda Hulfachor, David Peris y Kaitlin Fisher

Un estudio con participación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)
ha desarrollado una tecnología que permite generar híbridos de levaduras de hasta
seis especies del género Saccharomyces. El hallazgo, que se publica en la revista
Nature Communications, puede ser útil no solo en la producción de bebidas alcohólicas
sino también en la de bioenergía basada en levaduras.
Las empresas de producción de cerveza y vino se enfrentan a retos como el aumento
de la demanda de productos de baja graduación o la modificación de las materias
primas como consecuencia del cambio climático. Por su parte, las empresas
biotecnológicas dedicadas a la producción de bioenergía o compuestos que requieran
de la fermentación de levaduras buscan nuevas cepas de levaduras que acorten los
plazos de los procesos de fermentación y lo hagan de una forma más eficiente. “Dar respuesta con una única cepa de levadura a estas demandas es difícil. En cambio, la
hibridación de múltiples cepas en el laboratorio permite producir levaduras a la carta y
solucionar ciertos problemas durante la fermentación o producir aromas deseados por
el consumidor”, apunta el científico David Peris, que durante la investigación trabajaba
en el Instituto de Agroquímica y Tecnología de Alimentos del CSIC y actualmente
desempeña su labor en la Universidad de Oslo (Noruega).
“Hasta la fecha, la capacidad de generar nuevas cepas de levaduras que tuvieran
características de otros parentales estaba limitada a generar híbridos de dos especies.
Normalmente, estos híbridos combinaban la mitad del genoma de un parental y del
otro (cruces entre cepas haploides, con un solo juego de cromosomas) y perdían la
mitad de la diversidad genética, ya que las cepas suelen ser diploides (dos copias de
cada cromosoma). Sin embargo, nosotros hemos desarrollado una técnica que permite
introducir el genoma diploide de varias especies. Así hemos conseguido obtener
híbridos de hasta seis especies y además hemos observado que se puede mejorar su
capacidad de crecimiento”, explica el investigador.
El trabajo, que cuenta con la participación de la Universidad de Wisconsin-Madison, el
Great Lakes Bioenergy Research Center (GLBRC) y la Universidad Truman State (todos
ellos de Estados Unidos), plantea continuar esta línea de investigación para abrir
nuevas vías de estudio en la unión de cepas para procesos biotecnológicos específicos
y su potencial aplicación a nivel industrial.
David Peris, William G. Alexander, Kaitlin J. Fisher, Ryan V. Moriarty, Mira G. Basuino, Emily J.
Ubbelohde, Russell L. Wrobel y Chris Todd Hittinger. Synthetic hybrids of six yeast species. Nature
Communications. DOI: 10.1038/s41467-020-15559-4

Ver más

Share This